Los últimos viernes de cada mes celebramos, en nuestra capilla del Beaterio de Jerez, la Adoración al Santísimo.

Forma

Un momento perfecto para postrarnos ante Él y reconocer su grandeza como verdadero Hijo de Dios hecho hombre, reconocerle su infinito amor por ti y para pedirle que te disponga para aceptar cuanto de Él venga.