Puerta

Hecho cargo el Docto, y Mistico Padre Maestro Fr. Franco. Gonzales del govierno espiritual de la hermana Antonia, y convenido con el Appco. Varon Fr. Diego de Cadiz, paraqe. de acuerdo, inspeccionasen, ordenasen, y resolviesen en su direccion, a fin de prevenir peligros, y cerrar la puerta al engaño, y a la ilusion: determinaron dar principio a la obra, para la qual la Divina Providencia la habia escogido, enriquecido, y llevado hasta los 57 años de su edad en la practica de las virtudes. Haviala dicho su benfito Padre Ruiz a cuyo santo zelo, y cuidado estubo hasta el año de 1797 en que murio; que era voluntad de Dios, el qe. su casa donde habia derramado el Señor tantas gracias y misericordias, fuese habitacion de Virgenes, que de lejas tierras se congregasen, le diesen culto, y observasen la regla, y constituciones de su Sto. Padre Domingo que la SSma. Virgen a quien suplicó le diese a conocer el fin de aquella casa, en que tan repetidas veces, santificó con su aparicion, instruyo con su benignidad, y se mostro amorosa Madre; lo habia prometido, que si seguian con fervor, y observancia las que se congregaron en ella, seria Convto. exemplar, y con los muchos auxilios, y gracias que por la Señora lograrian, se santificarian . Esta voluntad de Dios, y promesas de la SSma. Virgen fueron el mobil para qe. los dichos Padres resolviesen, qe. la hermana Antonia aquien creian piedra fundamental de Edificio Mistico, pudiese admitir en su casa algunas de las muchas qe. movidas de su exemplar vida, deseaban acompañarla en sus espirituales exercicios; y conseguido el beneplacito del virtuoso Padre Cura Dn. Thomas su hermano, no tardó en proporcionarla Dios las que habian de sus hijas primogenitas de su espiritu, y discipulas en su escuela. La primera fue una joben Gallega llamada Maria Rosa, qe. movida de superior impulso al predicar el Varon Appco. Fr. Diego en Cadiz, se vino en su seguimiento rogandole con lagrimas la colocase donde sirviendo a Dios salvase su alma . La segunda fue una Señora de Utrera llamada Da. Maria Casilda, y Rosa, qe. aunqe.anciana, era de robusto espiritu, y habia sido testigo de las muchas misericordias, que Dios habia obrado con la hermana Antonia. La tercera fue, una sobrina del Ve. Pe. Mtro. Ruiz llamada Doña Maria del Carmen Escobar y Ruiz, que de Sevilla donde hazia pretencion pa. entrar religiosa, se sintio llamada a Xerez. La quarta, fue una Señora de la Isla de Leon llamada Da. Maria del Pilar Navarro de vida arreglada, qe. por disposicion del Ve. Padre Cadiz, y poderosos influxos fue admitida.

                Estas fueron las quatro primeras qe. vencidas no leves dificultades y conseguidas las correspondientes licencias vistieron el Abito descubierto de Santo Domingo, por los años de 1798 y 1799, como consta de las cartas de la hermana Antonia .Dexandola facultad para qe. vistiera el Abito descubierto a otras, y concediendola algunas gracias, “Padre mio ( le escribe al Ve. Padre Fr. Diego de Cadiz) mucho he pasado de contradicciones para estas, qe. toman el Abito: el Padre Provincial por escrito le dexó al Padre Prior licencia, y todas sus facultades, para qe. de Abitos, y admita a todas quantas por mi mano bengan; y a mi qe. reciva todas las qe. quiera. Y me dexó el Padre una carta de hermandad, paraqe. goze todos los privilegios, y bienes espirituales de toda la Provinica, y me señala, qe. todas las que vistan el Abito en mi compañia gozen los mismos bienes espirituales; y me dixo ya está echa hermana mia, como si estubiera en clausura; todo lo tiene. He quedado Padre mio, mui contenta. Dios se lo pague al Padre. Ya con estass licencias hay quatro, y yo cinco, y no admito mas, sino dispone Dios otra cosa, que a todo estoi dispuesta.

                Asi venciendo dificultades y contradicciones iba Dios proporcionando las que habian de ser las primers que baxo la enseñanza de la hermana Antonia, hiziesen vida religiosa, para lo qual el Rmo. Padre Maestro su Director la dio estos documentos . Es preciso arreglar esa conmunidad, qe. se va juntando; esto supuesto, alentarse y cobrar fuerzas, para desempeñar la obra, qe. parece quiere confiar la Divina Magestad a tu debilidad, y flaqueza. Juntos los dos demos gracias al Señor por su Divina providencia, me alegro se dexara nuestro Padre Provincial la carta de hermandad incorporandote ati, y alas qe. vistan el Abito con tigo, a nuestra Orden, paraqe. asi participen de todo, como hijas de Santo Domingo. Zelarás con el mayor cuidado en que como queria nuestro propio Padre Ruiz todo sea de todas, no teniendo ninguna nada propio. Con este principio, y sobre este conocimiento se va a fundar ese edificio, qe. es el mismo sobre que Jesu-Cristo vida nuestra fundó su Iglesia, como consta del libro de los echos Apostolicos. Quiero tambien que se adiestren a rezar el Oficio menor de nuestra Señora, como lo usa nuestra orden, y se reze en communidad. Las quatro horas por la mañana; a las dos, o a las tres, conforme el tiempo Visperas y Completas, y a la noche los Maitines. Tambien en las mismas horas, las tres partes del Rosario, y por la mañana tambien de Communidad media hora, o una de oracion mental, y lo mismo a la noche. La disciplina aunqe. la quieran tener de communidad toda via no la concederas de ninguna manera, quando convenga yo lo ordenare. La comida de pescado en los advientos de Santa Cruz, y San Andres, en los Miercoles, Viernes y Sabado, si se pudiese, entablarlo, y sino comer de carne; en esto debera obrar la prudencia. Deveras ordenar tambien en qe. hagan diez dias de exercicios cada año, y sera una, a una en diversos tiempos, quando haya mas oportunidad segun los queaceres de la casa; no seran juntas para qe. las otras queden para el trabajo y la qe. haze los exercicios pueda enteramente retirarse a vacar a Dios. Esto ordeno por aora, segun vieremos alteraremos, esto no quita el qe. sigas tu distribucion; y si por entablarlo, algo de lo qe. hazes dexares de hazer no importa, qe. con lo que se entabla queda compensado, y con ganancias.

Home Slide 2

                Este fue el plan religioso, que desde este año de 1799 empezó a observar con sus quatro hijas y en qe. ponia sus mas poderosos esfuerzos paraqe. en todo se obrase el mayor agrado del Altisimo, lo uno por la obligacion especial de Maestra; lo otro porqe. la caridad, como fuego tiene mas actividad, en lo qe. esta mas cerca, y mas unido: lo tercero porqe. las miraba como compañeras en la fundacion de la casa, y las queria a todas Santas; y lo quarto porqe. apareciendosele el mismo Jesu-Cristo en forma de Nazareno, le dixo: hija, y esposa mia, cuida de esas almas, qe. te he mandado, paraque las lleves por los caminos qe. te han enseñado y asi lo hazia, aunqe. por su profunda humildad le era de grande mortificacion considerandose indigna de ser Maestra de las qe. jusgaba mas perfectas “a las cinco (le dice al Ve. Padre Cadiz en la carta citada) llamo ami corta communidad, que son cinco con migo, y a esta hora vamos al coro, que es el Oratorio, y se lee en la Pasion del Señor, y estamos en la Oracion hasta las seis. En esta Oracion me sujeto, y pido al Señor no de alguna nota, porque son muchos los impulsos de amor, que se me abrasa el pecho, se acaba, y sin poderme sujetar digo: o hermanas mias! y quanto nos ama Dios! ea, demosle palabra de amarlo, y hagamos examen de conciencia en lo qe. hubieremos faltado, y decimos un acto de contriccion con muchas lagrimas. Despues se reza Prima, tercia, sexta y Nona, y el Rosario, qe. se acaba todo a las siete, despues me voi a la Iglesia con una o dos, y en viniendo van las demas. Se come de Vigilia, y antes de comer se rezan tres padres nuestros y tres Aves Marias, y el Salmo de Profundiz . A las tres entramos en coro, se rezan Visperas y completas, y el Rosario, despues la labor de manos, y yo a escribir, y atender alos Sacerdotes. A las oraciones se rezan maitines, y laudes, y porqe. no lo saben bien, no vamos alas doce, qe. es lo qe. el Padre Gonzales me dice”.

                Este methodo de vida, fue el que inviolablemente siguieron, a que fue agregando su Sabio, y Mistico Director, el ayuno de los siete meses desde la Santa Cruz; la disciplina, ya de dos, ya de tres dias en la Sema, segun los tiempos de Adviento, Quaresma, y demas del año, y otras mortificaciones y con las exortaciones, qe. hazia a sus hijas con tal fervor, eficacia, y abundancia de doctrinas misticas, qe. acompañandolas con lagrimas, qe. solo las compungia, y alentaba, sino qe. acusando cada una su propria tibieza, confesaban, qe. si supiesen aprovecharse de ellas, bastaria para hazerlas santas, parecia ya la casa el mas observante Convto. de esposas de Jesu-Cristo, exercitando, el poderoso y dulce atractivo de la virtud, y religiosidad de la nueva congregacion, cuyos ecos resonaban ya por todas partes, vivos deseos en muchas, qe. anciaban por vestir el Santo Abito, y son discipulas de la hermana Antonia.

                El virtuoso Padre Cura Dn. Thomas, a quien no solo le era de gusto, si tambien de especial consuelo el que su hermana, en quien habia visto cosas prodigiosas, y en quien tenia tantas experiencias de su constante virtud, fuese fundadora, y Maestra, y su casa Jardin donde estas muchas plantas regadas con las aguas de las exortaciones de ella, diesen hermosos, y sazonados frutos espirituales; la ofrecio con generosa liberalidad, y quantos bienes tenia para habitacion, y subsistencia de las que se congregasen. Ofrecimiento piadoso qe. llenó de gozo a los Ve. Padres Cadiz y Gonzales, y de acuerdo resolviesen poner por obra, lo qe. el Ve. Padre Ruiz deseo, y entendio ser voluntad de Dios. No faltasen dificultades al juicio humano insuperables por la estrechez y desproporcion de la casa, ni contradicciones, qe. la diabolica astucia excito; qe. todas vencidas por el fervoroso zelo del Padre Cadiz procuro las licencias correspondientes de la Orden, para la ereccion del Beaterio, la qe. se suspendio por el pestilente contagio, qe. extendiendose con rapidez por toda la Andalucia baxa, desoló muchas de sus poblaciones, y del qe. fue victima por octubre de 1800 el exemplar hermano de nuestra Antonia, a quien dexo heredera de todos sus bienes. Disposicion Divina paraqe. con toda libertad se procediese a la fundacion, que ya deseaban la ciudad de Xerez, y sus vecinos movidos de la fama de santidad de la hermana Antonia, y exemplar vida de las que la acompañaban.

                No se tardó mucho tiempo; pues se dio principio a la obra el dia tres de Febrero de 801 trabajandoa fin de proporcionar la casa, para qe. en ella se pudiesen admitir ademas de las qe. estaban, algunas de las muchas qe. pretendian vestir el Santo Abito, siendo la primera que lo consiguio con el consentimiento de los Ves. Padres Cadiz y Gonzales. Da. Maria Gonzales Balladares natural de Xerez, a quien la hermana Antonia habia profetizado, como ya dexo dicho, trece años antes, le haria compañia, siguiendose despues Da. Mariana Sicha, natl. de San Pedro Turollo Obispado de Vic, en Cataluña. Asi iba la Divina Providencia juntando estas esparcidas piedras misticas, qe. la hermana Antonia debia labrar con su exemplo, y doctrinas, paraqe. pudiesen servir de fundamento en el edificio de esta Congregacion. Nada permitia que pudiese introducir relaxacion en la austeridad, y methodo que obserbaban de religiosa: corregia con severidad prudente las faltas reprehendia con caridad, y suavidad los defectos, y lo principal era el acudir al dador del todo don perfecto, pidiendo rendidamente las diese eficaces luces para su mayor servicio, y las hiziese, como todo Poderoso Santas. Pasaba a obligar al mismo Jesu-Cristo conqe. siendo aquella nueba Congregacion, qe. habia juntado con tal alta providencia, era empeño de su amor, y su grandeza ponerla en tal perfeccion, qe. se conociese era especial obra suya. Reconvenia a la Reyna de los Angeles con las palabras qe.le habia dado a su siervo, e hijo el Padre Ruiz de cuidar de aquella familia; A la que veia en apta disposicion o necesidad de especial doctrina se la daba a solas, sin olbidar a las demas en general con exortaciones y comuniones. Solicitaba que entrasen en exercicios paraqe. oyesen la voz dulce del Esposo Jesu-Cristo, y cobrasen nuebos alientos de servirla.

beaterio jerez ancho completo

                Todo esto le era por su humildad profunda de martirio, y Cruz, qe. abrazo tanto pr. la Obediencia, qe. asi selo ordenaba, como por lo qe. el mismo Jesu-Cristo le habia dicho. “Amadisimo Padre, y hermano mio (le escrivio al Ve. Pe. Cadiz) la Vispera de nuestra Madre, y Señora del Rosario, a la hora de Maitines se halló mi alma en una estrecha union con el amado esposo de mi alma, porqe. lo tube todo el dia presente con la Cruz acuestas, pareciendome que me hablaba, y decia: tu quieres ayudarme a llebar la Cruz Maria, pero no te gusta te halla puesto la Obediencia por maestra de novicias? Como te compadeces, y con tantas lagrimas quieres acompañarme y llebar mi cruz, sino cargar con el cuidado de tu hermanas? Yo respondi: amado Jesus mio temo mucho errar, pues soy tan vil gusanillo de la tierra, y no quiero faltar, no huyo Señor mio, solo temo ofenderos. Y oi, qe. me decia; yo te asisto, y tu da cuenta a los Ministros, que en eso hallaras el acierto, y desaparecio. Asi la alentaba el Señor, paraqe. animosa exortase al sequito fervoroso del camino de la perfeccion, y obediente pusiese en execucion lo qe. los Ves. Padres la ordenasen, y persuadidos de la voluntad Divina la mandaren continuar en la obra de la casa, al parecer humano resolucion temeraria por carecer de los medios naturales, pero confiados en los divinos, qe. ya se miraban multiplicandose los ladrillos, ofreciendo materiales la Santa Cartuxa , y dando crecidas limosnas diferentes sujetos.

                Tambien la ordenaron presentase memorial al Ayuntamiento de la Ciudad, como lo hizo, suplicando prestase su licencia y consentimiento; apoyase, y promoviese su solicitud en la fundacion de el Beaterio. El unanime consentimiento de todos los Señores del Ilustre Ayuntamiento manifestó el piadoso deseo qe. tenian de qe. se consiguiese el intento señalando al Señor Dn. Pedro de la Serna veinte y quatro perpetuo, paraqe. se informase por menor de la solicitud de la hermana Antonia. Y encontrando ser conveniente juxta, y por todas razones digna de la proteccion de la Ciudad, por tener la recomendacion del Ve. Padre Cadiz Maestro Gonzales, y de otros muchos sujetos de muerto, notable ciencia y virtud, se acordó en pleno Cabildo de 29 de Julio de 1802 y de 10 de Agosto del mismo año, conformarse en todo con la utilisima fundacion del Beaterio, y qe. se pasase a la ultima demostracion de su annuencia, tomando a su cargo el recomendar, promover, y encaminar la referida pretencion con testimonio de todo lo actuado al Supremo Consejo de Castilla, y al Eminentisimo Sor. Cardenal de Escala Dn. Luis de Borbon, Arzobispo de Toledo, y Administrador dela de Sevilla, lo qe. executo el mismo Señor Dn. Pedro de la Serna, Diputado de la correspondencia general de la Ciudad en 7 de Dice. de dicho año; mencionando en las dos representaciones, los piadosos deseos los Vecinos de Xerez, el mayor servicio y culto de Dios, la utilidad publica, y el asilo para las muchas, qe. tubiesen vocacion a tan exemplar vida.

                Quando con tanta felicidad y acierto apenas se comenzaba la fabrica del Beaterio, se lebantó el espiritu de contradiccion, que regularmte. muere el Enemigo en las obras qe. son de Dios para impedir su execucion. Algunos no debaxa esfera, ni de poco poder, y autoridad, juzgando, segun la humana prudencia, no solo dificil si tambien imposible la fundacion por la poca extension de la casa, y cortedad de la hacienda para la subsistencia de las qe. vistiensen el Sto. Abito se oponian a cara descubierta, y lebantando el grito la llamaban temeridad. Otros pocos afectos la tenian por criminoso engaño, con qe. pretendia la hermana Antonia grangear estimacion, y bienes temporales, procurando oscurecer las luces de sus virtudes con las voces de hipocrecia, siendo el motibo de esta monstruosidad, el haber sembrado en Xerez beneficios favorecido a los pobres, curado a sus enfermos, consolado a los tristes, alumbrado a los engañados, y edificado a todos con sus exemplos. Otros eran de sentir, entre estos, muchos Eclesiasticos, qe. se dexase la fundacion del nuebo Beaterio, y se trasladase la hermana con sus hijas a uno de los de la Ciudad llamado las Nazarenas. Convatida de estas furiosas olas, a qe. daba fuerzas el Enemigo parecia qe. iba a morir la nueba planta en su mismo nacimiento. “Grandes son las amenazas (escribio al Rmo. Pe. Mtro. Gonzales) qe. el Enemigo me está haciendo: dice qe. el hará por donde me atormenten las criaturas, y qe. ha de hacer caer la casa: no has de tener a nadie en ella me dice con rabia, porqe. yo haré, qe. ninguna pare armando guerra entre ellas, para qe. no logren el fin, que deseas. Muger tonta; no ves qe. nada sacas con tus cosas, con tus pretenciones, y con tus empeños? Tenemos todo nuestro estudio en poder estorbos paraqe. nada consigas. Dexate de eso, y no sigas tu obra, que no es del agrado del Altisimo. Pero yo le respondi: por Dios lo empezé, y por Dios lo remataré; y por la Obediencia he de seguir hasta el fin. Y rabioso se fue echandome maldiciones”.

                Y aunqe. estaba bien persuadida de ser la obra voluntad Divina, al ver qe. era precioso se dilatase por estas contradicciones la execucion de sus deseos qe. habia visto tan proxima, su misma esperanza atormentaba su Corazon, y llenaba de afliccion, recurriendo a su Sabio Director, que noticioso de too la alentaba en las oposiciones qe. la hazian, la consolaba en los trabajos, la confortaba en su resolucion, y la animaba, paraque continuase sus diligencias con animo esforzado. La fundacion (la dice en una carta) del Beaterio y la obra emprendida, exede sin duda los ambitos de la posibilidad humana, pero no los de la providencia de Dios. Por lo mismo qe. se presentan inconvenientes al parecer insuperables, se verá mas claramente, qe. es obra de Dios. Por tanto no desistas, continua, y negocia en la oracion con el Señor todas las dificultades, que el Señor te las allanará. Tu es verdad que nada puedes, ni para nada tienes, pero tu Esposo Jesus lo puede todo, y es mui rico, y liberal. No desmayar, y rebestirse de fortaleza. Quanto te dice Satanas de la obra qe. tienes entre manos, es una mentira, como suya; el te dice qe. no es del agrado de Dios, y yo te digo, qe. lo es. Tambien es tentacion suya esas oposiciones de esas criaturas, no temas nada, qe. el Señor estará contigo. Me he negado (la dice en otra) a quanto de esa Ciudad me han escrito para tu traslacion a las Nazarenas, y está cierta, qe. no me vencerán; y te digo qe. yo jamas he pensado el qe. el Beaterio sea en otra parte que en tu casa, y mas siendo opinion, y voluntad de mis amados Padres Ruiz y Cadiz, y determinacion espresa de tu hermano, que asi fuera: y mientras mas dificultades haya qe. vencer mas claramete. se conocerá la misericordia de Dios y su SSma. voluntad.

                Estas, y otras exortaciones del Rmo. Pe. Mtro. Gonzales la esforzaban, para qe. apesar de contradicciones no dexase de continuar la fabrica del Beaterio, y sus oficinas, aunqe. con extrechez, pidiendo a Dios con sus hijas, por la breve execucion de lo qe. su Divina providencia habia ordenado, tantas veces se lo habia asegurado el Appco. Varon Fr. Diego Jose de Cadiz, y hasta despues de su muerte, se lo encargo. Padre mio le escribio al P. Gonzales la Vispera de la Encarnacion a las seis y media ( en cuyo dia y horaa murio) se me aparecio el Pe. Fr. Diego, y me dixo: quedate en paz, qe. voi a descansar; y lo vi, qe. subia al Cielo con muchos resplandores, y acompañamiento de Santos, y Angeles, y llebaba siete coronas, y tres de ellas resplandecientes mas que las otras, y me dixo: no tengas cuidado qe. la obra del Beaterio es de Dios, y has de salir con felicidad, y Dios no necesita de mi para sus obras, qe. era lo qe. me habia dicho otras veces, diciendole yo al Padre, que si faltaba, quien me habia de ayudar. En otra le dice: (despues de referir qe. el dia de la Ascencion fue llebada por su Angel Custodio al Cielo) vi al Padre Fr. Diego, en el coro de los Martires, y le pedi que pidiera por mi por mi, y oi que me decian: ve hija mia, sigue lo comenzado para honra, y gloria de Dios, y bien de las almas, qe. el Señor está contigo no temas. Y volvi en mi, y me hallé donde estaba antes, qe. fue a la hora de las once”.

                Concluidas las precisas oficinas, apesar de las dificultades, y contradicciones, y desechos los lazos, qe. el Enemigo embidioso, y lleno de furia no habia dexado de armar, viendo qe. asu despecho iba tomando buelo la fundacion en qe. perdia tantos intereses su malicia; Se procedio a la fabrica de Iglesia y Coro en aquella parte de Casa, que habia servido a la hermana Antonia de Oratorio, donde tanto habia gozado, y padecido en sus espirituales exercicios, en cuya obra, y restante del Beaterio no dexaron de ocurrir nuebas, y no leves dificultades que todas fueron desapareciendo, y proporcionandose los medios hasta la consecucion, no con menos evidencia de la Divina Providencia, que en lo referido, como veremos en el siguiente.

Ni las graves dificultades, ni las furiosas contradicciones ni los astutos ardides del Enemigo, fueron capaces de un pedir el qe. la hermana Antonia siguiese la obra del Beaterio, persuadida ser voluntad de Dios, como se lo habia dicho su Ve. Director el Pe. Mtro. Ruiz, y el Apostolico Varon Fr. Diego Jose de Cadiz: asegurado el alma de Doña Antonia Balderrama, Madre de la Señora Fundadora del Oratorio de San Felipe en Ecija, qe. apareciendosele la dixo: quedate en paz, que voi a descanzar; y sabete qe. es del agrado de Dios la obra, que has comenzado: y certificado el mismo Señor. a quien clamando enla afliccion de ver se dilataba la obra, ser mucho el gusto, y cortos los medios, la dixo: Maria cuida de perfeccionar la obra espiritual de las que toman el Abito que lo demas corre por mi cuenta. De todo lo qual haze relacion en sus cartas al Rmo. P. Mtro. Gonzales el qe. la respondio, exortandola a qe. buscara el Reyno de Dios, y su justicia, qe. procurara la perfeccion y desempeño de sus obligaciones con las qe. tenia a su cargo, y asi estubiese cierta, qe. el Señor cuidara de la obra; la qe. debia continuar sin temores, y con mas viva fe.

                Asi lo hizo dando principio por el mes de Agosto de 801 a la fabrica del Oratorio en cuya planta ocurrieron muchas dificultades por lo corto del terreno, pero habiendo ofrecido el Sor. Dn. Jose Redondo individuo del Ilustre Ayuntamiento de esta Ciudad parte de su casa; se delineo de tal suerte qe. aunqe. con alguna estrechez hubiese coro donde aquella corta communidad pudiese rezar el Oficio Divino, y Templo para frequentar los Santos Sacramentos y hazer las demas funciones religiosas, y espirituales exercicios, sin la incomodidad y distraccion de salir fuera, qe. eran los deseos de la hermana Antonia. Atento de Oratorio publico, o reservado (escrivio al Rmo. Pe. Mtro. Gonzales), yo quisiera si fuera posible, pedir licencia para poner confesonario para tener los dias de agua todo en casa, y no salir a la calle, por no parecer bien que salgamos en estos dias. El Maestro que govierna la obra me dice, que de la sala, qe. el Sor. Dn. Jose Redondo me ha dado de su para agrandar el Oratorio, nos va a hacer un Coro, y a un lado se pondrá un Confesonario, y al otro lado se pondrá para darnos la Comunion. Si esto se haze no tendran muchos dias, qe. salir a la calle, pues los Padres curas, y algunos Sacerdotes estan diciendo que han de venir a decir Misa, y que todos lo desean, y particularmte. los religiosos nuestros”.

                Todo el tiempo qe. duró la ereccion de la pequeña Iglesia, no faltaron dificultades qe. vencer contradicciones que contra restar, y prodigios qe. admirar. La poca extencion del terreno para la formacion de Sacristia, la ninguna condescendencia de el Dueño de la Casa contigua, que comprandola podria servir de extencion, y precisa commodidad para las qe. vistiesen el Santo Abito, fue una de las mayores dificultades qe. pareciendo insuperable movio a varios sujetos de la Ciudad a procurar con instancias el qe. se parase la obra, y pasase el nuebo establecimiento a las Nazarenas, pero la Divina Providencia, qe. todo lo facilitaba, parece lo quiere manifestar en esta ocacion, llebandose el Señor a mejor vida a la posehedora, y quitando el impedimento paraqe. se procediese a la compra, como se hizo apezar de contradicciones de sujetos de caracter, y con las limosnas qe. la generosa liberalidad de algunos debotos ofrecieron, manifestando el Señor corria por su cuenta, como se lo habia dicho a la hermana, la ereccion, conservacion, y aumento de la Casa.

                El siguiente año de 802, se concluyó el humilde templo, y sus tres Altares, en qe. se colocaron varias Imagenes, entre ellas dos de Ecce homo, y Sra. Dolorosa, que Don Diego Melgarejo remitio desde Baena: , y en el que comenzo con sus hijas el sequito de una Communidad religiosa, y exercicios adelantandolas en la Fabrica espiritual, con sus exemplos y doctrina al paso qe. la fundacion material seguia segun voluntad de Dios, pues quando parecia necesario dar de mano a la obra por carecer de medios, venian o limosnas, o materiales con qe. se proseguia a costa de los socorros divinos, y siempre venciendo dificultades, y contradicciones de las criaturas, y persecuciones qe. tramaba Lucifer qe. fue la armonia, conque de la Divina Providencia se dio a entender en la Fabrica de esta casa. No es posible referir las amarguras qe. en los quatro años que mediaron hasta conseguir el beneplacito del Ordinario Eclesiastico, de los Prelados regulares y del Govierno sufrio, alentandola su Mistico Director . Amadisima hija en nuestro Señor (le dice en respuesta a las contradicciones y persecuciones que toleraba) nada podran los hombres quando Dios quiere una cosa, y eso sucede en la fundacion; no te desconsueles, sino dobla las oraciones con las hermanas si el establecimiento de esa Casa no fuera bueno no tubiera contradiccion. Presiente Satanas sus perdidas, y asi pone, y pondrá sus esfuerzos pa. impedirla. A los qe. juzgas, qe. la impiden procura encomendarlos mas a Dios. Ya hay muchos dias, qe. yo esperaba ese trabajo. Pidamos sin cesar a Dios que esta obra se lleve a su perfeccion para su honra y gloria, y bien de las almas, qe. son los dos motibos, que nos deben impeler a trabajar, y trabajar sin desistir. Si Satanas haze de las suyas, a este infame se sujeta con la Oracion; no desistir de hazerla, que si asi se haze sin duda lo conseguiremos.

                En otras exortaciones la animaban, pues mas las del mismo Jesu.Cristo, y sus favores. “El dia de la Visitacion (le escrive al Pe. Gonzales) acabada de comulgar me quede en union mui estrecha con mi amado Esposo, y oi qe. me decia: hija mia completa la obra qe. haces por mi amor, y cuida de su perfeccion. Mira como se oponen a esa fundacion qe. es de mi agrado. No temas, sigue, amalos, y pide por ellos, qe. harto mal se hazen a sus almas; aqui tienes ami Madre; y vi a la Señora qe. venia con Santa Isabel, y se abrazaron, y oi un Coro de voces, y cantaban la salutacion, y despues siguieron la Magnifica; me deleitaba sumergida en mi nada; pense qe. por mis culpas me iban a quitar el Abito; me fueron quitando la toca, y el belo, y todo me lo quitaron entre las dos primas, y se lo llebaron. Yo estaba fuera de mi, gozando mi alma muchas consolaciones y dulzuras. Vi qe. me cubrieron el cuerpo con un Abito mui hermoso con una color roja, y una hermosa blancura, entretexida en aquel color rojo. Me bolvieron a poner el Abito entre Ntra. Señora, y Santa Isabel, y el amado Esposo de mi alma, Jesu Cristo, qe. venia en forma de Nazareno. Despues me dixo el Señor: Maria, hija mia, esta color roja, qe. te se ha manifestado, significa los baldones que has recivido de los proximos, los tormentos que te han ocasionado, y las afliciones qe. has tenido, y tu lo has tolerado por mi amor, y deseando padecer mayores martirios: y la pureza y blancura el amor puro con qe. me amas, y la candidez de tu Corazon. Sigue hija mia la obra, que presto te se dará el premio de tus trabajos. Y echandome la bendicion desaparecio, quedando mi alma llena de consolacion, y dulzura, y toda llena de confusion, viendo mi mucha miseria, y ruindad. Con este conocimiento vivo confundida.”

Home topb 3

                En otra le dice al mismo Padre “Estando en la recreacion con las hermanas se me aparecio mi Angel Custodio con una corona de rosas de color rojo mui subido, y me dixo poniendomela; una corona has merecido por qe. para ti los trabajos y ultrajes son tus glorias, y en recompensa manda el Señor recivas esta corona, y en premio de los trabajos en la obra; siguela: Y quedé sin poder atender a nada, pues en la recreacion ya veo al Señor en la Cruz, ya en la Columna, ya con la Cruz a cuestas. Con estos Divinos favores, y exortaciones; ni las contradicciones y persecuciones de las criaturas la aterraban ni la furia del Enemigo con qe. ya destrozaba los quadros de algunas Imagenes, y basijas de la obra ya la golpeaba y tiraba contra las paredes lastimandola, e hiriendola la amedrentaban; sino siempre firme, y constante seguia en su fundacion, alegrandose en los ultrajes dicterios y padecer. “Padre mio (le dice al P. Maestro) como hay tantos enredos y mentiras lo siento y me aflixe porque se ofende a Dios; pero en lo qe. dicen de mi, siento consuelo, y gozo. Oh! y como desea mi alma padecer por el amor de mi amado! Yo le ofresco al Señor las amarguras que padesco y el Señor las acepta.”

                Y aunqe. por estos tiempos se le reconocieron algunas ocupaciones exteriores qe. ni la necesidad de proteccion para el logro de sus deseos, ni la caridad, ni la Obediencia le permitian escusase, como era la correspondencia con varios sujetos de poder y otros religiosos de autoridad, y valimiento; la asistencia a oir, y consolar a las muchas personas de diversas clases, y estados, qe. de esta Ciudad y otras muchas partes recurrian en sus necesidades y trabajos, asi espirituales como corporales, qe. consolaba, animaba, amonestaba, y alibiaba, nada omitia en lo espiritual de sus hijas procediendo con admirable humildad y sabiduria. Interiormte. se consideraba inferior a ellas, y las miraba, como a sus superiores, y en el exterior las governaba con severidad blanda, y autoridad humilde: alguna vez si lo necesitaban, las reprehendia con aspereza, y siempre las consolaba; tratabalas con amor de Madre, sin darlas lugar a qe. cobrasen osadia; remediaba sus necesidades, y las amaba con igualdad; y siendo para si aspera, era para ellas suave, y benigna; de todas tomaba consejo, y algunass veces obedecia a sus inferiores, procuraba que animase a todas un alma, y dirigiese un Corazon; y qe. unidas en vinculo de caridad, practicasen sin diferencia los exercicios espirituales, y corporales. Aunque la ocupacion fuese peculiar del Oficiode una, hallaba para el tantas compañeras, quantas vestian el Santo Abito. Esta nuestra caridad, y amor en lo qe. mas continuamte. las encomendaba, paraqe. con su vida renovasen la de los primitivos fieles de la Iglesia.

                A todo esto lo impedia los repetidos encargos del mismo Jesu Cristo para qe. perfeccionase, animase procurase la santidad de las qe. tenia a su cargo. “Amadisimo Padre mio (le escrivio al Pe. Gonzales) grandes son las ancias de mi alma con el amado Jesu Cristo: he tenido los dias de Pasqua mui contenta. Mi alma fue al Portal, y con la obediencia entré, y adoré al Niño. Pero con los tres dias de retiro qe. habia tenido, como Vd. me mandó, salí con un conocimiento grande de mis culpas: tube grande luz de mi grande Bileza y miseria, y un gran conocimiento de la grandeza de Dios, qe. me desmayé por las avenidas de confusion de ver este polvo y zeniza, qe. se ha atrevido a ofender a aquella Magestad. Oh Padre mio! como me he dormido, y descuidado! con mi miseria me abismo ¿Que es esto? Son estas las correspondencias que yo he dado a mi Padre Dios por sus grandes beneficios? lloraba, y me desmayó este dolor, pero en aquel desmayo sintio mi alma un gozo estraordinario y vi a mi Madre Maria SSma. y al Señor San Jose, qe. con mucho amor me manifestaban un Jardin mui hermoso, y todas aquellas plantas tenias muchas perlas preciosas, y mui brillantes, y me dixo la Sra: estas son las lagrimas, qe. has tenido por tus culpas. Cuida a estas nuebas plantas, qe. son tus hijas, como muchas veces te lo ha dicho mi hijo, paraqe. lleguen a la perfeccion; pues son de las escogidas para sus Esposas, en esta nueva fundacion, que tanta guerra hay en el Infierno contra ella. Desaparecio aquella vision y quedo mi alma mui serena, pero mui ardiente. Y el dia de Pasqua en la Comunion pidiendo al Niño pr. todas las hermanas oi que me dixeron: animalas a la perfeccion, qe. esta casa ha de ser un Paraiso, y ha de dar mucho culto a el Esposo que buscan; pero aora se necesita, que las amonestes en mi nombre, para qe. hallen su morada en la perfeccion.”

                Y aunqe. por su humildad se juzgaba incapaz resignada en la Divina voluntad, y obediencia de su Director, abrazó este cargo en qe. como la habia dicho el mismo Jesu Cristo, le ayudaba a llebar su cruz, y se la daba paraqe. cargando con ella cuidase de la perfeccion de sus hijas: “Padre mio (escrivio al P. Maestro Gonzales) estando recostada, se me aparecio el Señor crucificado, y quitandose de la Cruz me la dio, y dixo: Maria esta cruz es para ti tomala. Yo anciosa la abrazé, y me dixo el Señor, ese es el govierno de las hermanas, camina con ella, y encaminalas a la perfeccion. Yo me quede fuera de mi, al abrazarla porqe. cantaban los Angeles con voces mui dulces, y suaves las glorias de la Cruz, y me hallé en un hermoso Jardin donde vi muchas plantas, qe. se regaban con un agua mui hermosa, qe. corria, y salia de un pozo; y me dixo mi Angel, este pozo es tu Madre Maria SSma. y las aguas sus misericordias qe. corren por todo el Mundo, y estas plantas son tus hijas. Y entonces pedi ami Señora bendixese a las hermanas. Y desaparecio la vision.”

                Otra tubo el dia de Santa Lucia del año de 805 ( y refiere en carta al Pe. Gonzales) en que se le manifestó un Monte lleno de abrojos, y precipicios con una escala de oro, y piedras preciosas en cuyo estremo estaba el mismo Jesu-Cristo esperando y animando benigno a las almas, qe. abrazadas con la Cruz, subian alegres, y cantando sus glorias: y animandola el Señor aque tomara la Cruz, qe. la daba, subiera cantando las glorias qe. su alma anciosa de padecer sentia, y enseñase asus hijas: Fue tan vehemente el ardor y deseo que ocupo su alma; que sin poderse contener se exteriorizo a la precencia de sus hijas, qe. la admiraban, y dando gritos exclamó: Yo quiero la Cruz, yo amo la cruz. No hay quien quiera la Cruz? Hijas mias, quereis la Cruz? Con cuyas palabras enternecidas respondieron todas, todas la queremos Madre, y bañadas en lagrimas, la oyeron cantar estas coplas.

Tu Cruz preciosa, y hermosa

abres las puertas del cielo

a todo aquel que te ama,

y te busca con anelo

Dichoso y feliz el dia

que conoci tus grandezas

y los bienes, y tesoros

que por la cruz nos esperan.

Tu cruz preciosa has herido

mi Corazon fuertemente

y mi amor clama, y suspira

el estar de ti pendiente.

No te alejes ni me dexes

mira que mi Corazon

solo se alegra en la Cruz

de mi dulce Salvador.

Dichosa el alma que anciosa

te busca con grande anelo

porque ella sera dichosa

en la tierra, y en el cielo.

En medio de mis entrañas

te quiero siempre tener

porque la Cruz es mi gozo

mis delicias, y mi bien.

La Esposa que por amor

quiere seguir a su amado

tome la Cruz por escudo

por riqueza, y por regalo.

Aquel que ama la Cruz

se goza en el padecer

es ilustrado de Dios

y lleno de todo bien.

El alma que ama a Jesus

no busca consolaciones

sino trabajos y cruces

con amargura, y dolores.

Si deseas alma mia

el imitar a Jesus

recive con alegria

los trabajos de la Cruz

Alegrate en las tristezas

gozate en el desconsuelo

y sigue en Cruz al Señor

que es tu norte, y tu modelo.

La Cruz es la que disipa

mis penas y desconsuelos

porqe. en la cruz solo busco

de mis males el remedio.

Quando el alma posee

un amor fuerte

con las Cruces se abraza

estrechamente.

El gusto de estas almas

está cifrado:

en padecer desnudas

por el amado

Estas son sus delicias

y sus deseos.

                El alma que te conoce

no puede dexar de amarte

porque ve en ti los tesoros

que ignoran los ignorantes

Todo lo que no es dolor

pena, tedio y desconsuelo

lo renuncio por tu amor

pues solo el padecer quiero.

Ati quiero estar unida

en ti quiero descanzar

pues son estas mis delicias

mi gozo, y felicidad

Lloro porqe. no te hallo

como desea mi amor

y me tengo por indigna

de la Cruz del Redentor

Con lagrimas y gemidos

salidos del Corazon

busco la Cruz, y los clavos

la amargura, y el dolor.

En medio de mis dolores

de mis penas, y amarguras

acordandome de ti,

me he llenado de dulzuras.

la Cruz es mi fortaleza

la Cruz es todo mi bien

y quien dela Cruz me aparte

me da martirio cruel.

¿Quien me apartará de ti?

Joya de tan grande precio?

pues en ti es donde descansa

mi alma como en su centro?

Acordandome de ti

se alegra mi Corazon,

se recrean mis potencias

que complace mi amor.

Los tesoros de la tierra,

y del cielo los renuncio

pues la Cruz es la que quiero

y es el tesoro que busco.

Ya no busco yo consuelos

en ninguna criatura

pues solo deseo estar

Crucificada, y desnuda.

Yo no quiero descanso

en esta vida

sino estar entre cruces

siempre metida.

y las cruces las miran

dones del Cielo.

Pues es verdad que el alma

que ama a su Esposo,

en imitarle tiene

todo su gozo.

Alegrense en consuelos

los que aman a Dios

que yo en padecer tengo

mi satisfaccion.

                Estos versos la mando el mismo Jesu-Cristo escrivir , como lo hizo y remitiendolos a su Director los aprobó, y ordenó selos diese a sus hijas, que llenas de fervor porlaqe.asi en esta ocasion vieron, y oyeron, como porloqe. ya el dia de San Mathias del año 1802 habian admirado en su Madre, y Fundadora, que fuera de sus sentidos, la oyeron hablar con personajes del Cielo, pedir compasiba; risueña nombrar alma como al verlas libres del Purgatorio, y otras acciones significativas de ocupar la nueba Iglesia multitud de Angeles, y Santos . Ya el dia de Sta. Lucia de 804 verla como muerta, y prorrumpir con graciosa risa: no Madre mia no le deis el Niño a esa que es piojosa, y no tiene escapulario, sino dadmelo a mi: en que dio a entender la amorosa visita, que la SSma. Virgen la hizo con su Divino Niño, y que queriendo la Señora darlo a una Religiosa Capuchina mui favorecida de Dios, y amiga de la hermana Antonia; esta zelosa hablo las referidas palabras, qe. fue la vision, como escrivio al Pe. Gonzales ya en otras muchas ocasiones en qe. fuera de sus sentidos la oyeron cantar, preguntar responder, suplicar, y dar gracias como si confabulase con el mismo Jesu-Cristo, su SSma. Madre, Angeles y Santos (como asi era, y consta de sus cartas) con esto que llenas de admiracion tocaban las encendia en los mas vivos deseos de la Cruz del Salvador, de practicar las virtudes, vivir en la clausura de aquella casa, y tener el gozo de que la Sacramentada presencia de Jesu-Cristo santificase aquel Oratorio o Iglesia, que tan sin numero de veces habia enriquecido con sus apariciones, las de su SSma. Madre, Angeles y Santos.

                Estos eran los deseos deseos de las hijas, y los de su Madre, y Fundadora; y que quiso el Señor se cumpliesen por medio de la proteccion del Sor. Dn. Agustin Moreno Canonigo de la Santa Iglesia Cathedral de Sevilla, qe. procuró y consiguio de Ntro. SSmo. Padre Pio Septimo un Breve dado en Roma el dia 13 de Enero de 1809 para qe. por el tiempo de diez años se pudiesen celebrar todos los dias dos Misas sirviendo a las Beatas, y sus commensales para el cumplimiento del precepto en los dias festibos, y tener en el Sagrario de su Oratorio el Augustisimo Sacramento del Altar, y en virtud de este Breve Pontificio que solicitaba, alcanzó el dicho Señor Canonigo, movida de las ancias de las hermanas, la licencia del Señor Provisor de este Arzobispado; paraqe. por el espacio de seis meses se celebrase el Santo Sacrificio de la Misa, interim llegaba el suplicado Brebe. Y preparadas las hermanas con diez dias de Exercicios, qe. dirigio el referido Sor. Canonigo; el dia 29 de Octubre de 1806 celebró la primera misa en el nuebo Oratorio el Rmo. Pe. Mtro. Fr. Franco. Gonzales Director la hermana Antonia, a que se siguio la del Sor. Dn. Agustin Moreno: y desde este dia se continuo con indecible juvilo dela Fundadora y sus hijas por ver ya lo que tanto habian deseado, y tener dentro de su casa, lo que a pesar de tantas, y tan graves dificultades y contradicciones habian esperado: y clamando sin cesar al Señor, qe. acelerase los dias para tenerlo Sacramentado; y habiendo llegado el Brebe, y conseguido todas las licencias se deposito la Magestad en el Sagrario, el dia seis de Abril del siguiente año de 1809 .

                No es decible ni el juvilo de la Fundadora, y sus hijas, ni el fervor y devocion conqe. asistian en su Iglesia, y hacian sus exercicios espirituales a que animaban las exortaciones de los Sabios, y Misticos Dn. Agustin Moreno y Pe. Mtro. Gonzales, pareciendo ya mas que mugeres Angeles terrenos, o en carne, estendiendose por toda España la Angelical, y exemplar vida, qe. se practicaba en el Beaterio qe. habia fundado la hermana Antonia, siendo muchas, las qe. movidas de estas noticias, procuraban alistarse en esta nueba milicia y consagrarse totalmente en obsequio de su Criador. Cada dia se recibian cartas, se oian empeños de las personas de la primera nobleza, y bienhechores de la fundacion interesandose paraqe. se admitiesen muchas plantas a la poblacion de este Jardin; y ano ser por la circunspeccion, y prudencia del Sabio Director de la hermana Antonia, que consideraba los cortos medios para la subsistencia, y conservacion hubiera sido mas crecido el numero qe. se hubiera juntado; sirviendole a la hermana Antonia de mucho dolor, y sentimiento por los deseos que le acompañaban de la salvacion de sus proximos, y buscar almas para Dios, el negarse a la admision de las muchas qe. no, no por veleidad, ni influxo de sus familias, si de verdaderos desengaños y solidos deseos de consagrarse a Dios, querian hazerla compañia admitiendo a solas dos que ofrecian para subsistencia la correspondientes rentas. Y como los Santos y fervorosos deseos de la hermana Antonia eran no solo el que se diese al Señor y se santificasen sus hijas con la vida religiosa qe. seguian en el Beaterio, si tambien el qe. pudiesen hazer exercicios en el algunas Señoras retiradas por algunos dias de sus ocupaciones domesticas, como se lo habia escrito el Rmo. Padre Mtro. Gonzales y tambien qe. en el hubiera enseñanza de Niñas de lo que se prometia ventajas a la Ciudad y al Estado, como se lo aseguro el Sor. Nuncio de su Santidad en España: siguio la obra del Beaterio aprobando estas miras religiosas, y politicas el Rmo. Padre Vicario General de Sto. Domingo Fr. Jose Diaz, como consta de su carta . Y aunqe. tubo el consuelo de comenzar la obra, no quiso Dios tubiera el placer de verla concluida, queriendo si coronarla por lo qe. habia echo, llamandola a vida mas dichosa, y dexando a sus hijas, paraqe. la completasen; como ella les habia anunciado.